El diseño se hace a medida de las necesidades del cliente, por lo que es complicado establecer plazos exactos; todo depende de la complejidad del diseño y de la urgencia de producción.

La primera propuesta de diseño de un logotipo, por ejemplo, una vez aprobado el presupuesto,  puede ser enviada al cabo de una semana aproximadamente. A partir de este punto, se aplicarán las modificaciones necesarias.

En el caso en que se aplica el diseño ya sobre el producto promocional, podemos entregar el “mock up” en el plazo de 2 días aproximadamente.

Es importante subrayar que se trata de plazos aproximados, ya que cada cliente y diseño es distinto y único.