La sublimación es una nueva técnica de marcaje que funciona mediante la transferencia de color a un tejido de poliéster mediante la aplicación de calor.

Se imprime el diseño en un papel especial para sublimación, y se coloca sobre el tejido que se desea marcar. Entonces, gracias al calor aplicado mediante una plancha especial, las tintas del papel pasan del estado sólido al gaseoso, para después volver a sólido y, así, quedar estampadas en el tejido.

El resultado es un acabado de calidad a todo color y resistente a innombrables lavados. Esta tecnología no es aplicable en tejidos de algodón, fibras o similares. Únicamente debe aplicarse sobre poliéster.

La recomendamos para impresiones en cuatricromía y pequeñas tiradas sobre un artículo blanco. También para realizar grandes producciones 100% personalizables. En este caso, se confecciona el artículo textil según las necesidades del cliente.